miércoles, 31 de marzo de 2010

Amigo mío

Nuestra fragata es fabulosa: no solo nos permite viajar en el espacio, sino también en el tiempo. Acabamos de recalar en un puerto mediterráneo andalusí donde conoceremos a una muchacha llamada Marién que tiene problemas amorosos.
Si te interesa conocer a Marién, te invito a ver "Habibi", un sencillo corto rodado por alumnos como vosotros, de un instituto de Albacete. Luego podrás contestar algunas preguntas sobre el vídeo. ¡No olvides conectar los altavoces!



Responde:

- ¿En qué lengua hablan los personajes?
-¿Qué género poético de los que hemos estudiado reconoces en la historia?
-¿Cuántas composiciones poéticas de ese tipo eres capaz de identificar?
-¿Qué tópico literario medieval se aprecia en esta pequeña historia?


(0,2 puntos)

¿Por qué La fragata de papel?

El nombre de nuestro blog viene de una archiconocida frase sobre la lectura de una escritora estadounidense del siglo XIX. Como ya es habitual, en lugar de revelaros su nombre, esperaré a que vosotros mismos lo descubráis. ¡Atención a esta pequeña búsqueda del tesoro! Indica los datos siguientes:

- Nombre de la escritora.
- Género literario que cultivó.
- Frase relacionada con el acto de leer que ha inspirado el nombre
de nuestro blog.
- Explicación de la frase con tus palabras.

El primero que encuentre la respuesta y la envíe al blog, recibirá como de costumbre una pequeña compensación en la evaluación. Podéis contestar en forma de comentario o bien enviar un correo a la dirección del blog:

currosenriquez.castellano@gmail.com

Se tendrá en cuenta la hora de envío registrada para decidir el ganador.



(0,25 puntos)

¡Bienvenidos a bordo!



El capitán da la bienvenida a toda la tripulación a bordo de la fragata Curros Enríquez. Nos espera una larga travesía por las procelosas aguas de la lengua y la literatura. Sortearemos los escollos de la sintaxis, esquivaremos las sirtes de la poesía y venceremos a las galernas y los tifones de la retórica y del léxico.

Todos aquí sois importantes, desde el timonel y el contramaestre hasta el simple grumete. ¡Venceremos al enemigo y arribaremos a buen puerto! ¿Estáis preparados? ¡Todos a sus puestos! ¡Leven anclas! Zarpamos...