miércoles, 18 de diciembre de 2013

1º ESO: Cuento de Navidad


   Este trimestre hemos leído la archiconocida Canción de Navidad (o Cuento de Navidad), de Charles Dickens, y, a juzgar por vuestros propios comentarios, parece que la lectura ha sido muy gratificante para la mayoría de los alumnos de 1º, de lo cual me congratulo.

   Ahora ya está próxima la auténtica Navidad y, como ya estáis bastante cansados de tantos exámenes, me ha parecido buena idea recordar el relato de Dickens viendo una versión en dibujos animados de la factoría Disney que no tiene desperdicio. Me parece una versión genial porque, a pesar de que podemos reconocer en los personajes al tío Gilito, a Mickey, a Goofy..., es bastante fiel al relato original. Disfrutadlo:





  





Espero que os haya gustado.



              ¡Feliz Navidad a todos!




lunes, 9 de diciembre de 2013

3º ESO. Taller de escritura: el texto dialogado.

Al corregir vuestros diálogos he comprobado que seguís cometiendo los fallos más usuales en este tipo de textos. Recordad:

- El vocativo siempre debe estar separado por comas del resto del discurso. Ejs.: 

           - Papá, dame veinte euros.

          - Ya te dije, Esteban, que estaba muy ocupado.

Recordad también que, si utilizáis la muletilla "bueno" para darle mayor realismo a una conversación coloquial, tenéis que separarla también con comas. Ejemplos extraídos de vuestras redacciones: 


           - Bueno, el asunto es el siguiente...

           - Te lo pregunto porque, bueno, lo tengo que saber para...


Reproduzco aquí íntegra la redacción de Alba Campos porque es con diferencia la mejor escrita:





                                        La nueva vida del perro

Día frío y lluvioso de invierno. El hombre se dispone a dar de comer al perro, pero este se aparta y ni lo mira. Mientras, el gato observa desde la ventana.

- ¿Qué te ocurre, chico? -pregunta sin esperar una respuesta.
- Y aún me lo preguntas...
- ¡¿Cómo?! ¡¿Pero tú hablas?!
- Pues sí, todos los perros sabemos hablar pero tenemos prohibido hacerlo.
- ¿Quién os lo prohíbe?
- Es como una ley natural, desde tiempos remotos fue así y no va a cambiar ahora.
- Ah... Entonces, ¿por qué me has hablado tú?
- ¡Pues porque no puedo seguir así! ¡Mi vida es muy triste!
- No entiendo. ¿Por qué dices eso? -pregunta el dueño preocupado.
- ¿Quién se levanta cada mañana para que salgas a pasear porque necesitas hacer ejercicio?
- Tú.
- ¿Quién cuida, sin haber desayunado, de tu casa mientras te vas a trabajar?
- Tú.
- ¿Quién te hace compañía cuando vuelves cansado del trabajo?
- Tú...
- ¿Quién se mete en medio dando la patita para poner fin a las discusiones con tu mujer?
- Tú... -el rostro del hombre se entristece.
- ...
- Lo siento.
- Ah... ahora lo sientes, pero llevo toda mi vida haciendo eso y no recibo nada a cambio. 
- Yo pensaba que tenías una buena vida...
- ¿Comer esto, que no sabe a nada, es buena vida?
- No sé, nunca lo he probado. Al menos, tienes un buen techo.
- Sí. Tengo techo, pero no puerta - contesta irónicamente el animal.
- Pero recibes todo mi cariño.
- Me das cariño y juegas conmigo una vez al año, el resto de los días soy yo quien te entretiene a ti.
- Bueno, puede que sea cierto, pero eres un animal y esa es la vida que te ha tocado.
- ¿Y el gato?
- ¿Qué pasa con el gato?
- Pues que al gato le dais paté con sabor a pescado.
- ...
- A él le dejáis estar en casa.
- Es que él es más limpio  que tú. Hace sus necesidades en la caja y no suelta pelo.
- ¡No suelta pelo porque lo peináis cada día y yo podría salir a hacer mis cosas al jardín y luego entrar! -salta el perro enfurecido.
- Es cierto ... Lamento haberte dado tan mala vida...
- Ya, claro...
- Te demostraré lo mucho que me arrepiento.
- ¿Cómo?
- A partir de ahora podrás estar en casa y comer lo que quieras, siempre que no sean mis zapatillas...
- ¿De verdad? -pregunta ilusionado el perro.
- Sí, y además prometo jugar contigo cada día.
- Hay un problema ...
- ¿Cuál?
- No  me gustaría compartir techo con ese ser idiota al que llamáis "gato".
- Si el problema es él, no te preocupes. A partir de hoy dormirá en tu lugar cada día.
- ¡Guau!

  El gato observa la situación y mira enfadado al perro. Este sonríe mientras es abrazado por el dueño.

  Al entrar en casa, los animales se cruzan.

- Lo siento, amigo, es lo que te ha tocado -susurra el perro al gato.


                                       Alba Campos Fragueiro
                                       3º ESO







1º ESO: Más metáforas


Aunque al principio os parecía muy difícil, terminasteis por crear vuestras propias metáforas referidas al sol, el amor, la lluvia...  Aquí están algunas de vuestras creaciones:



Para los alumnos de 1º, el Sol es...

        ... ese amigo infiel que saca a la luz todos nuestros estigmas.
        ... una canica en el juego del Universo.
        ... la sonrisa del cielo.
        ... un gigante amarillo.
        ... el corazón de la galaxia.
        ... bola de fuego que nos quema el alma.
        ... la lámpara de la Tierra.
        ... un globo iluminado.
        ... lágrima de fuego.
        ... lámpara sin cables.

     


El amor es ...

         ... la puerta de la felicidad.
         ... intoxicación del alma.
         ... canción armoniosa que convierte la vida en poesía.
         ... niebla que dificulta la visión.
         ... un muro muy alto.
         ... infarto.
         ... rosa roja.
         ... puñal / espada clavada en el corazón.
         ... un manantial.
       


La lluvia es ...

         ... pasión del cielo.
         ... pena de Dios por la injusticia.
         ... gotitas que refrescan nuestro corazón.
         ... música contenida.
         ... madre del mar, de los ríos, madre de nuestras vidas.
         ... ducha de los jardines.


El pájaro es ...

         ... despertador de las mañanas.
         ... cazador alado de la tristeza.
         ... avión sin pasajeros.



Y ahora, como siempre, las greguerías del pingüino y algunas otras:



El pingüino es...

        ...el único animal que se viste para nadar.
        ... un señor bajito y con esmoquin.
        ... el ave más elegante.
        ... un pájaro con frac.
        ... la bala del océano.
        ... el 007 del Ártico.
        ... el Charlie Chaplin del mar.


La letra S es...
      
          ... la letra más flexible del alfabeto.
          ... un cinco desgastado por los siglos.
          ... el cordón desatado del alfabeto.
          ... un gusano retorciéndose.
          ... el río del abecedario.
          ... serpiente sin cabeza.
          ... las curvas peligrosas del abecedario.


 
La luna es ...


           ... la hija de la Tierra.
           ... un trozo de hielo que derrite por el día y se vuelve a congelar por la noche.
           ...  la madre de las estrellas.
           ... el ojo de la noche.
           ... la sonrisa de la noche.


El nudo es ...

        ... el matrimonio de los cordones.
        ... el corazón de la lazada.
        Nudos son los problemas que nos vamos encontrando por la vida.




lunes, 2 de diciembre de 2013

1º ESO. Taller de escritura: minirrelato de ficción





Como estamos estudiando el cuento fantástico, el taller de este mes consistía en componer un pequeño relato a partir de las propuestas de vuestro libro de texto:

a) Una mañana te levantas de la cama, vas al baño y te miras al espejo. En lugar de verte la cara, descubres que te estás viendo la espalda.

b) Descubres que la Tierra está controlada por extraterrestres amantes de los melones.

c) Llegáis a clase el primer día de curso y vuestra profesora os presenta a un nuevo alumno: un mono con la inteligencia de un ser humano.

d) Nueva versión de La princesa y el sapo.

           
                           


Siento decir que ya he corregido vuestros trabajos y ninguno de ellos es maravilloso pero, como lo prometido es deuda, publico aquí los que me parecen mejores. Aquí están:




    El otro día me pasó una cosa increíble: descubrí que habían cerrado todas las fruterías. Me pregunté: "¿Qué ha pasado aquí?" Al instante vi en las noticias que la Tierra estaba controlada por extraterrestres que tenían puestos de fruta por todo el mundo, pero solamente vendían melones.
  La gente les compraba su producto, yo incluido. Por cierto, cobraban bien, los desgraciados. Todo el mundo pensaba qué hacer para echarlos, y a un iluminado de la NASA se le ocurrió algo. Sabiendo que tenían debilidad por los melones, ataron uno a un cohete y lo lanzaron al espacio con una bomba dentro; los extraterrestres lo siguieron con sus naves y, ya fuera de la atmósfera, estalló la bomba y los extraterrestres con ella. Desde entonces a los que sobrevivieron a la explosión ya no les gustan los melones. Ahora se han decantado por las sandías.

                                             Daniel Pereira - 1º B



  Aquel lunes uno de noviembre no era un lunes cualquiera. La razón es que yo, nada más entrar en clase, vi a un mono sentado en mi pupitre.
   Ni mis compañeros de clase ni yo sabíamos lo que pasaba, así que le preguntamos a Conchita, nuestra profesora de lengua. Ella nos explicó que ese mono tan peculiar era un nuevo alumno del colegio. 
  Yo pensé que al mono le resultaría difícil nuestra materia, pero no fue así. En dos días demostró tener la mejor inteligencia de toda la clase. Y, con su buena capacidad mental y su buen carácter, se llegó a convertir en el director de nuestro colegio "Curros Enríquez", que fue el primero, pero no último, colegio con un alumno simiointeligente.

                                      Laura Rodríguez - 1º B


Érase una vez, en el reino de Pazos de Borbén, una princesa que ya había alcanzado su mayoría de edad y ahora quería formar una familia, pero el padre solo se lo permitiría si era con otro príncipe y, claro, a estas alturas todos estaban cogidos y además ella no era una princesa muy atractiva.

Un día, se fue a pasear a las orillas de un gran lago, pensando en cómo podía echarse un novio. De pronto oyó moverse los arbustos que tenía enfrente y preguntó:

-¿Hay alguien ahí? 

Se oyó una voz muy bajita que decía:

-Síííííííí..., acércate...

   La princesa, que era muy curiosa, se acercó y descubrió un sapo que hablaba. El sapo le explicó que él era un príncipe, pero una malvada bruja lo había encerrado en el cuerpo un sapo. A la princesa le dio pena y le dio un beso de consuelo. Pero, entonces, la princesa se convirtió en rana. 
  Después de asimilarlo, el sapo y la rana decidieron irse a vivir juntos y formar un reino de anfibios.

                                   Aarón Verdugo - 1º B



Un día temprano, cuando la princesa se despertó, se encontró una nota que decía que el príncipe se había transformado en sapo y que se encontraba en la charca real.

La princesa fue corriendo a la charca y empezó a besar sapos. Vomitó un par de veces, pero no se rindió y siguió besando sapos, uno tras otro.

Ya estaba empezando a oscurecer, así que la princesa decidió marcharse y continuar otro día. Cuando llegó a su habitación, cansada de un duro día besando sapos, se encontró otra nota que decía que solo había sido una broma del príncipe.

                             Anxo Otero - 1º B