domingo, 13 de diciembre de 2015

2º ESO: Redacciones del mes de diciembre: Descripción subjetiva de unas manos.

Descripción de unas manos







Entre las redacciones que habéis tenido que escribir este mes había dos descripciones y un texto narrativo. A muchos os parecía imposible describir las manos de una persona querida, porque (os quejabais), ¿qué se puede decir de unas manos? Reconozco que puede resultar difícil para vosotros una descripción de estas características, pero no imposible. De hecho, algunos habéis realizado redacciones bastante dignas, aunque (digámoslo todo) no maravillosas. Os dejo aquí mis preferidas para que os sirvan de modelo a los que no habéis conseguido salir tan airosos del reto:

TEXTO 1:

   Digamos que la "gente normal" se fija en otras cosas, como el pelo, los ojos, la nariz... Pero yo no, yo me fijo en las manos.

   Puedo afirmar que tus manos fueron de las mejores que vi en mi vida. No solo por sus delgados dedos perfectos y sus pequeñas uñas, siempre pintadas de rojo, sino también por esa forma tan especial que tenías de jugar con ellas. Aunque sin duda lo que más me gusta de tus manos es verlas brillar con los rayos de sol.

   Y es que la gente normal no se fija en las manos. Yo lo hago porque echo de menos las tuyas.

                                      Samuel Oya (2º ESO)


TEXTO 2:

   A mí me gusta mucho agarrar de la mano a mi abuela. Casi siempre las tiene calientes, pero cuando las tiene frías me gusta acariciárselas para que se le calienten.

  Cuando me agarra y me acaricia con ellas me transmite mucho cariño. Son pequeñas y delgadas y ya las tiene un poco arrugadas por su edad. Tienen unas pequeñas manchas blancas y los dedos se le empiezan a torcer un poco por la artrosis.

   En la mano derecha, en el dedo anular, siempre anda con una alianza de cuando se casó con mi abuelo. Le gusta ponerse crema en ellas y pintarse las uñas.

                            Adrián Melón (2º ESO)

TEXTO 3:

Entonces esas manos comenzaron a rozar las mías, y me di cuenta de que eran suaves y de que tenían las uñas largas y estaban pintadas de un precioso color pastel. En una de ellas había un tatuaje y la otra contenía una dorada y preciosa alianza de matrimonio. Me encantaba tocar esas manos, me sentía segura y tranquila cuando me acariciaban.

                             Blanca Fernández Míguez (2º ESO)