martes, 4 de abril de 2017

3º ESO: Proyecto Así escribían



Resultado de imagen de pluma escritor



 El proyecto "Así escribían" ha dado este trimestre frutos muy interesantes: romances, coplas de pie quebrado, fragmentos teatrales, enxiemplos a imitación de Don Juan Manuel...

OBJETIVOS DEL PROYECTO:


  • Fomentar la escritura creativa en los alumnos, mediante la imitación y reelaboración original de los clásicos.
  • Asimilar las rasgos estilísticos, temas y tópicos literarios que caracterizan las principales obras de la literatura española y occidental.
  • Comprender el concepto de tradición literaria y de cómo las obras de una época condicionan las obras de periodos posteriores.


1. La propuesta más original y lograda ha sido el soneto a la manera petrarquista que ha salido de la pluma de Eva Ferreira. Os podéis deleitar con su lectura:


Recostado en su precioso regazo
escuchando expectante su latido
me creí que había sobrevivido
gracias a su satisfactorio abrazo.

Pero descontento con su rechazo
contrariado y profundamente herido,
solo, me erguí triste y enmudecido
dejando aquel silencio de un portazo.

Solo en mi lecho, pensando en ella
y recordando su mirada triste,
supe que no habría nadie tan bella.

Ahora parecía una doncella
y aunque su interés por mi ser no existe
yo, ignorante, me volvía hacia ella.

              [Eva Ferreira Tellado, 3º de ESO]



2. Otra propuesta interesante es la de Samuel Oya, que imagina un final diferente para La Celestina:

MELIBEA .- (Sobre la torre.) ¿Por qué llevarse tan rápido mi corazón y no dejarlo latiendo dentro de mí?

PLEBERIO.- (Subiendo a toda prisa.) No, hija mía, no me mates y me dejes en este cuerpo de vivo.

MELIBEA.- Adiós, padre; adiós, madre. Allá donde quiera que vaya os llevaré siempre conmigo, no me olvidéis jamás. (Melibea se desmaya antes de caer y queda tendida en el suelo).

PLEBERIO.- (Que la ve tirada y piensa que su hija está muerta). Hija mía, me dejas sin luz en el momento de mayor oscuridad. Ahora solo veo el final de esta torre como la única salida para ahuyentar mi dolor. (Se dirige al borde de la construcción). Aquí fallece mi hija, por culpa de un amor que jamás debió ser correspondido. Yo solo le pido a Dios y a los ángeles que la cuiden en su misericordia, en tanto que yo me reúno con ella al final de esta caída. (Sin pensarlo dos veces, Pleberio salta al vacío y se desvanece en el suelo).

MELIBEA.- (Que poco después se despierta, se sorprende al ver a su padre muerto). ¡Padre! No puede ser que una persona tan querida y tan amada por mí decida llegar al final de su sufrimiento con la muerte. La misma muerte que me quería librar a mi de mi propio dolor. Pues yo no seguiré por ese espantoso caminar que mis pies habían empezado a recorrer. Dios, cuidad de los hombres que más amé en esta vida y permitidme vivir siempre ligada a ellos. (Melibea se retira y baja el telón).

[Samuel Oya Camiña, 3º ESO]








No hay comentarios:

Publicar un comentario